En mi paisito hace mucho calor, unos 36º en la capital y casi 40º de sensación térmica. Así que con estas temperaturas aprovecho a enviarles calurosos saludos desde aquí. Sí, sí... sé que muchos de ustedes que andan por el norte están pasando frío con temperaturas gélidas, y quizás sientan envidia de nosotros, pero... hay momentos en que nosotros también quisieramos estar donde hay un poco de frío.

Con una temperatura u otra, la verdad es que cuando queremos jugar a las nalgadas no le damos mayor importancia. Si hace frío, lo hacemos en algún lugar cerrado, o quizás también nuestro spanker nos quiera refrescar la colita sacándonos a la intemperie, y... ¡vaya que duele cuando las nalgas están heladas! En cambio, con un poquitito de calor, en el campo, en el bosque, en la playa... es delicioso. Y si a eso le agregamos el morbo de que alguien nos puede ver, más aún.
Como tú, Selene, nunca he participado en una sesión de castigo grupal, y no sé si lo haría. Creo que sentiría vergüenza ajena si castigaran otra/o spankee en mi presencia, y si la castigada fuera yo, tendría más colorada la cara que las nalgas. Ahora, si lo imagino... uhh!! en vez de sentir mariposas en el estómago siento elefantes voladores.
Sería interesante que alguna de nuestras/os lectoras/es spankees con experiencia en castigos grupalesnos comente qué se siente ser azotada/o delante de un grupo, más grande o más pequeño. Yo lo que imagino es un morbo enorme, pero también muchísima vergüenza y humillación. Por eso prefiero mantenerlo en la fantasía aunque la vida me ha enseñado a nunca decir nunca.
Con lo que sí he fantaseado muchísimas veces con enorme placer y más morbo aún, sobre todo viendo fotos o videos, es con el castigo por parte de dos spankers. Estafantasía recurrente en mi mente, meha llevadoa escribir un relato basándome en este tema: "Los hermanos sean unidos" es una historia con base en hechos reales y con una gran dosis de imaginación, donde una traviesa spankee se gana los azotes de dos hermanos y el amor de uno de ellos.
El límite para la imaginación es el cielo, así que en cuanto a los castigos grupales, yaseade tres personas o de más, nos da un sinfín de posibilidades, ¿verdad? Por ejemplo:dos spankers, uno castigando y el otro dirigiendo,o los dos castigando a la vez, o como se ve en tantos videos de escuelas donde mientras una alumna es azotada las otras miran o escuchan el castigo y esto también forma parte de él. ¿Y qué tal las azotaínas que se dan en una fiesta spanko? O en una cena, o cuandocaminando por la calle el hombre le da una palmada a la dama que lo acompaña, o... mil posibilidades más.
En esto de los castigos grupalestambién se ha dado que el castigo sea grupal, pero virtual. Mientras el spanker castiga a la spankee con la cámara encendida, hay un grupo de spankos observando el castigo por internet. Algo diferente en que se puede ocultar de una forma u otra la identidad de ambas partes. También utilizando internet, el tutor que está a miles de kilometros de distancia puede castigar a su pupila por medio de otro spanker que se "sacrificará" para ayudar a su colega a "corregir" a esa niña tan desobediente...
Tú qué dices Selene ¿aceptarías que tu spanker te castigara "a larga distancia" por la mano de otro spanker? ¿Alguien de quienes nos lee le ha sucedido algo similar? Me encantaria saberlo...
¡Ah! Y hablando de spankers y spankees, les recuerdo que se acerca el 14 de febrero, día de San Valentín, día del amor y la amistad. Yo ya tengo pensado el regalito para mi spankerote bello: un paddle de seda relleno de plumas de ganso. Una delicadeza, verdad? Y puede usarlo conmigo toooooooooodo el tiempo que desee. Y túSelene ¿qué le regalarás al tuyo?